Colegio Laudare ex Colegio El Golf incentiva desarrollo educacional de alumnas egresadas a través de talleres

El establecimiento, dedicado a niñas con necesidades educativas especiales, lanzó hace un año Academia, instancia que ofrece cursos de computación, jardinería, manualidades, entre otros.

Fuente: La Tercera

Con el fin de continuar con el desarrollo educacional de sus alumnas una vez terminado cuarto medio, el Colegio El Golf creó Academia, una iniciativa que comenzó hace un año y que ofrece talleres de jardinería, cocina, decaupage, músico terapia, arte terapia, baile entretenido, computación, bordado, manualidades y teatro.

“Una vez que las niñas terminan cuarto medio tienen la posibilidad de ingresar a la Academia, que son talleres que buscan mejorar la calidad de vida de las niñas, que sigan trabajando en su autonomía”, explicaMacarena Ovalle, directora del establecimiento. “Hemos tenido buenos resultados, se ven felices, se han desarrollado, mucho más desenvueltas, siguen avanzando que es lo importante”, agrega.

Fundado en 1990, el colegio El Golf, ubicado en el barrio del mismo nombre, es un establecimiento dedicado a alumnas con necesidades educacionales especiales -trastornos al desarrollo, comunicación y síndromes que convergen en dificultades a nivel cognitivo- que entrega enseñanza básica y media completa personalizada.

“El colegio se encuentra distribuido en niveles intelectuales, para que todas las alumnas se potencien al máximo en una línea de trabajo. La idea es que todas vayan avanzando en función de sus ritmos. El objetivo es que sea lo más homogéneo posible, buscando nivel intelectual, edad cronológica, no es fácil, pero hemos logrado solidez en cada uno de los niveles”, explica Ovalle. “Cuando los padres postulan se les pide que tengan flexibilidad, porque en la medida que vamos conociendo a las niñas, vamos viendo cuál es el nivel más adecuado para ellas”, agrega.

La educadora explica que si bien respetan el ritmo de aprendizaje de cada una de sus alumnas, el colegio utiliza los contenidos del Ministerio de Educación, sin embargo, priorizan el desarrollo de las habilidades en función de éstos. “Las planificaciones son diversas, dependiendo de las potencialidades de las alumnas”, señala Ovalle.

Un complemento para el desarrollo integral de las alumnas, son las clases de educación física, las cuales son orientadas hacia la psicomotricidad más que al esfuerzo físico, enfocando el trabajo hacia la coordinación, equilibrio, destrezas motoras, estimulación de funciones básicas.

Un aspecto de gran importancia para el establecimiento es la educación católica que le entregan a sus alumnas, a través del desarrollo de virtudes. “Por ejemplo ahora estamos trabajando la fortaleza y las alumnas tienen que cumplir una misión, la idea es que sienta que a pesar que tiene miles de dificultades, tiene muchas cosas que dar, por eso es clave para la formación de las niñas”, sostiene.